Crítica: “Jack Reacher”

0
383

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/10/tumbaabierta_jack-reacher_cartel_tom_cruise.jpg

Género: Acción | Thriller
País: EEUU
Año: 2012
Duración: 130 mins.
Fecha de estreno en Estados Unidos: 21 de Diciembre de 2012
Fecha de estreno en España11 de Enero de 2013
Web: www.jackreacher.es

Dirección – Christopher McQuarrie| Guión – Christopher McQuarrie (basado en la novela One Shot escrita por Lee Child) | Producción – Tom Cruise, Paula Wagner | Montaje – Kevin Stitt | Fotografía– Caleb Deschanel | Música – Joe Kraemer

Reparto: Tom Cruise (Jack Reacher), Rosamund Pike (Helen), Richard Jenkins (Rodin), Werner Herzog (The Zec)

Aún cuando todavía muchos no hemos salido del asombro que nos provocó la última entrega de Misión Imposible, Tom Cruise vuelve a visitar nuestras pantallas buscando el triunfo de la justicia a toda costa, ahora en la piel de Jack Reacher. Los naturales temores sobre las similitudes ente ambas franquicias desaparecen a los pocos minutos de metraje de este film, centrado en una investigación plagada de giros inesperados y con un tono muy curioso, que convierte esta cinta en un interesante fenómeno que divierte y entretiene a partes iguales.

La sorpresa inicial no lo es tanto si tenemos en cuenta el historial del director y guionista Christopher McQuarrie, artífice del guión de la genial Sospechosos Habituales y realizador de la más que aceptable Secuestro Infernal. Los astros se alinearon en el rodaje de Valkiria donde el actor finalmente  conoció al guionista y si hay algo que reconocerle a Cruise es que sabe reconocer el talento, como demuestran las aventuras de Ethan Hunt dirigidas por  J.J. Abrams y Brad Bird.

Jack Reacher  recuerda a títulos de investigación policial  de los años setenta en los que el procedimiento y el carácter del investigador era más importante que la acción y los momentos explosivos. Encontramos aquí una suerte de Harry Callahan actualizado, con muy pocas ganas de seguir los cauces legales y muy poca paciencia cuando la adrenalina apremia. Tom Cruise aprovecha el misterio que rodea al personaje y el carisma que desprende, para darnos momentos realmente brillantes, sin abandonar el registro al que nos tiene acostumbrados. El tono del film no termina de asentarse hasta bien entrado el primer acto, donde momentos ciertamente hilarantes se combinan con otros más oscuros que consiguen tener al espectador agarrado a la butaca hasta el último minuto del film.

Acertadamente la cinta contiene tan solo tres o cuatro escenas de acción, rodadas de manera ágil y sobria, de entre las que destaca una brillante persecución de coches en la que no dejamos de ver la cara del protagonista en todo momento. Si es capaz de realizar también sus propios stunts con vehículos, solo nos falta preguntarnos que será lo próximo con lo que nos sorprenda Tom Cruise para meterse al público en el bolsillo.

A pesar de la calidad del resto de secundarios, destaca la presencia de Robert Duvall, quien con su veteranía consigue robar cada escena en la que aparece. Si Jack Reacher ganara el favor del público y finalmente  se convirtiera en franquicia, uno de sus ganchos sin duda sería contar con el buen hacer de este actor. Sorprende también encontrar al director Werner Herzog encarnando aquí a un villano realmente espeluznante en todo un acierto de casting.

La trama funciona como una bomba de relojería con el único fin de hacer brillar al protagonista. Los giros de la historia mantienen a la audiencia despierta mientras que la duda siempre sobrevuela sobre cualquiera de los personajes secundarios, efecto difícil de lograr sin optar al abandono por parte de la platea. Si algo hay que reprocharle al libreto es el uso de algún truco narrativo que podrá decepcionar a los más clásicos, pero que no deja de resultar perfectamente válido en el conjunto de la obra.

Mamporros y palabras mal sonantes son ahora las armas de un Tom Cruise en plena forma, que ha logrado con un proyecto aparentemente sencillo como Jack Reacher, ofrecer un producto redondo que garantiza una tarde de entretenimiento vieja escuela como hacía tiempo no disfrutábamos.