CRÍTICA: “GHOST RIDER: ESPIRITU DE VENGANZA”

0
345

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/01/tumbaabierta_Ghost_Rider_2_-_cartel_Final.jpg

Fecha de estreno en España: 09 de marzo de 2012
Fecha de estreno en Estados Unidos: 17 de Febrero de 2012
Género: Acción
País: EEUU
Año: 2012
Duración: 96 mins.
Web: www.GhostRiderEspirituDeVenganza.com

Dirección – Mark Neveldine y Brian Taylor | Guión – Scott M. Gimple, Seth Hoffman y David S. Goyer | Producción – Ashok Amritraj, Avi Arad, Ari Arad, Michael De Luca y Steven Paul | Fotografía – Brandon Trost | Montaje– Brian Berdan | Música- David Sardy

Reparto: Nicolas Cage (Johnny Blaze / Ghost Rider), Idris Elba (Moreau), Fergus Riordan (Danny),Johnny Whitworth (Ray Carrigan), Ciarán Hinds (Roarke), Violante Placido (Nadya), Christopher Lambert (Methodius), Anthony Head (Benedict)

En 2007 Mark Steven Johnson, director aficionado a los peluquines y los superhéroes, firmaba el guión y la dirección de Ghost Rider; El motorista fantásma con Nicolas Cage como protagonista de la primera visita a la gran pantalla del cadavérico personaje de cómic de la editorial Marvel. Cuatro años después de aquella “pintoresca” producción de gran presupuesto, Cage regresa al papel en una secuela mucho más oscura y centrada.

A pesar de los rumores, la leyenda de Jonny Blaze como Ghost Rider no se reinicia (del todo) en esta secuela dirigida por los arriesgados Mark Neveldine y Brian Taylor, autores de la saga Crank. A partir de los (pocos) retazos aprovechables de la película anterior y un buen recorte en el presupuesto Ghost Rider: Espíritu de venganza se perfila como una frenética road movie oscura y sin rodeos que aprovecha al máximo las posiblidades del personaje.

En la historia de Scott M. Gimple, Seth Hoffman y David S. Goyer, Johny Blaze (Cage) se oculta en Europa del Este con la intención de mantener alejado de la carretera a su alter-ego motorista. Sin embargo la intervención de Moreau (Idris Elba) en su camino le conducirá a una nueva aventura en la que salvaguardar la vida del jóven Danny (Fergus Riordan) y su madre en contínua huída de los esbirros de Ray Carrigan (Johnny Whitworth).

Con una trama que reservas las sorpresas justas, toma el protagonismo absoluto las apariciones en pantalla del cráneo llameante (no aptas para fabricar de juguetes), con altas dósis de violencia, humor negro y alguna reminiscencia visual a la aparición del cazavampiros Blade en la pantalla, con la que comparte guión de David S. Goyer.

Y digo bien que es la actuación del Motorista la que es merecedora de ser destacada por retratar satisfactoriamente a un personaje surgido del infierno que convierte en llameantes máquinas de matar cualquier vehículo que toquen sus huesudas manos. En este aspecto, el diseño y resolución del personaje con efectos visuales ha ganado con respecto a su predecesora, con atención especial a toda la pirotecnia digital.

En el apartado de aciertos tambien se encuentra el cambio de modelo en la “Moto infernal” pasando de una chopper diseñada para la ocasión a la Yamaha VMax 1700, una “muscle bike” que es posible adquirirse en el mercado.

En resumen, en el nuevo Ghost Rider no hay peluquines, ni “chicas llavero” ni motos horteras, una trama centrada en el personaje que da título a la película y un Nicolas Cage traspasando continuamente la línea de la contención y el histrionismo. ¿No es así como lo adora el gran público?.