Crítica: EXTRATERRESTRE de Nacho Vigalondo

0
401

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2011/10/tumbaabierta_extraterrestre_cartel_vigalondo.jpg

Género: Comedia | Ciencia ficción
País: España
Año: 2011
Duración: 130 mins

Dirección – Nacho Vigalondo, Guión – Nacho Vigalondo, Producción – Nahjikari Ipiña y Nacho Vigalondo, Fotografía -Jon D. Domínguez, Música – Jorge Magaz

Reparto: Michelle Jenner (Julia), Julián Villagrán (Julio), Carlos Areces (Ángel),Raúl Cimas (Carlos)

Pongámonos en situación:
Una noche cualquiera sales de fiesta, hasta aquí todo normal, pero algo ha cambiado, eres el centro de atención del sexo femenino, vamos el rey de la fiesta, y si por si esto fuese poco, encima la reina de la misma, te “caza” y acabas en su casa en una noche mágica… Bueno, tras esto mas de uno se despierta después del golpe que se ha dado con la mesilla, vamos que los sueños aún son algo gratuito pero, a nuestro protagonista, Julián Villagrán no solo le ocurre todo esto, sino que esa reina de la discoteca no es ni mas ni menos que Michelle Jenner (Los hombres de paco), la cual ha sucumbido a los encantos de nuestro protagonista, o simplemente el alcohol y la fiesta haya sido los culpables de una noche salvaje. Lo cierto es que tras este preámbulo, podríamos decir que Julio ha tenido la noche perfecta, pero cuando despierta y se encuentra a dicho pibon, esta no esta muy contenta con lo ocurrido, si a esto añadimos que no funciona internet, la televisión no emite ningún canal, y siendo un domingo existe un tranquilidad poco usual en una ciudad como Madrid, y en un barrio como Malasaña.

Tras asomarse a la ventana del apartamento, ambos, en una escena simpar, asisten atónitos a una visión que no esperaban con expresión de sorpresa cuando sus ojos se dirigen al horizonte. Tras esta visión a través de una videocámara y su gran zoom, y sin salir del asombro, consiguen conectarla al televisor y visionar atónitos lo que parece una invasión alienígena, viendo esa gran nave nodriza en el cielo de la capital.

Este es el hilo conductor de la nueva obra de Nacho Vigalondo que nos tenía un poco olvidados desde aquel viaje en el tiempo llamado, Los cronocrimenes de 2007. Estamos ante un director especial, alguien que tiene un plus, si lo comparamos con el resto, y esto se muestra en su nuevo film. La trama nos muestra lo que pueda dar de si un buen guion, una gran dirección, y unos diálogos “chanantes” por parte de un elenco que hará que te mueras de la risa durante la proyección de la misma. Y es que juntar en una misma película a Carlos Areces (Balada triste de tompeta), y a Raúl Cimas (Campamento Flipy), es una bomba de relojería, y ese humor tan personal e intransferible. Situaciones poco usuales llenas de momentos esperpénticos, los “chanantes” en estado puro dando una lección de humor negro y surrealista y todo bajo el telón de una invasión alienígena, pero ¿dónde están los extraterrestres? ¿habrá infiltrados?

Solo un consejo: Cuidado con las pelotas de tennis, ¡las carga el diablo!