CRÍTICA: BATTLESHIP

0
574
BattleShip. Cartel Español

http://tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/03/tumbaabierta_cartel_battleship.jpg

Fecha de estreno en Estados Unidos: 18 de mayo de 2012
Fecha de estreno en España: 13 de abril de 2012
Género: Acción
País: Estados Unidos
Año: 2012
Duración: 120 mins
Web: www.battleshipmovie.com

Dirección – Peter Berg | Guión – Erich Hoeber, Jon Hoeber | Producción – Peter Berg, Sarah Aubrey | Fotografía – Tobias A. Schliessler | Montaje – Colby Parker Jr., Billy Rich | Música – Steve Jablonsky
Reparto: Taylor Kitsch (Alex Hopper), Rihanna (Raikes), Brooklyn Decker (Samantha), Liam Neeson (Admiral Shane), Peter MacNicol (Secretario de Defensa)

Cuando hace unos años nos contaron que el clásico juego de mesa hundir la flota iba a convertirse en una película, muchos no dábamos crédito a tamaña muestra de falta de ideas por parte de Hollywood. Si a eso le sumamos la dirección de Peter Berg, el regusto a Transformers de los tráilers y que además el film fuera el estreno de la cantante Rihanna en el cine, todo apuntaba a la peor de las debacles. Para sorpresa de un servidor, el film es más que recomendable no solo por lo solido de su propuesta si no por esos pequeños detalles que siempre son lo que diferencia un film mediocre de otro estimable.

Lo más sorprendente de Battleship es lo bien hilado que está el origen del producto. Las referencias al juego de tablero están tan bien integradas en la historia, que en vez de ser meras anécdotas formales, contribuyen a hacer mucho más coherente todo el film, la elección de su localización y las razones que mueven a los protagonistas. Estos detalles son ya suficiente razón para olvidar el prejuicio del germen del proyecto y es una muestra más de que el talento de un guionista puede encontrar historias muy validas donde otros no ven más que unas pequeñas piezas de plástico sobre un tablero.

Hacer sangre de un film norteamericano abiertamente patriótico no tiene sentido ni gracia, por lo que únicamente me veo en la obligación de advertir sobre ese aspecto a todo aquel espectador que no lo haya percibido tras ver toda suerte de tráilers y materiales promocionales. Dejando este asunto al margen, Battleship es una película entretenida, con grandes dosis de acción y unos personajes muy arquetípicos que ayudan con pequeños momentos de humor a hacer más llevaderas las dos horas de trallazos que nos esperan en la cinta. Por que la cuestión va de explosiones.

El apartado visual del film es prácticamente impecable. No solo lo que hemos visto ya en los anuncios, si no en toda la imaginería que se ha reservado para el espectador, se nota un cuidado más allá de lo que podríamos imaginar. Las secuencias de acción son muy disfrutables y se alejan de la cámara montaña rusa a la que nos tiene acostumbrados la persona responsable de la franquicia Transformers.

Algo que se ha comentando mucho desde el inicio del proyecto es precisamente el paralelismo con la citada saga robótica, y como es evidente eso debe haber sido un requerimiento de Hasbro, la juguetera ahora convertida en estudio cinematográfico que ve como sus propiedades llevadas a la pantalla grande dan más millones que sus juguetes. Tanto es así que la banda sonora está compuesta por el mismo autor, la fotografía hace gala de una paleta de colores muy similar y tanto algunos diseños de vehículos y armaduras como los efectos de sonido nos recuerdan mucho a los usados en Transformers. Pero ahí se queda la comparación. Battleship es una película contenida, coherente y estructurada de manera lógica, dentro de los cánones del cine de palomitas y aún así el score creado por Steve Jablonsky es mucho más compacto y efectivo que lo que Michael Bay le dejó escribir para sus films.

Algunos clásicos del rock se dejan oír entre explosión y explosión en momentos bien escogidos para diseminar perlas de música popular que harán las delicias de gran parte de la audiencia. El resto del sonido eso si, no da tregua y es tan brutal la descarga de graves a la que se somete al espectador en una sala en condiciones que auguro más de un dolor de cabeza.

Los actores se encuentran todos perfectamente escogidos para los estereotipos que interpretan. Caras guapas, cuerpos de vertigo y en el caso de algunos secundarios como Lian Neeson o Peter MacNicol el contrapunto perfecto para hacer algo más solido el apartado interpretativo. Los fans de Rihana no deben esperar que su carrera en el cine despegue como la pólvora tras su trabajo en Battleship pero aquí tiene la suerte de encarnar un personaje divertido y macarra que se gana al publico con alguna expresión barriobajera muy acertada.

Battleship es mprescindible para empezar a disfrutar de los taquillazos veraniegos con buen pie. Absténganse eso si, aquellos que tengan aversión a la bandera americana.

BattleShip. Cartel Español